La ventana curva está indicada para y por motivos decorativos, corporativos o casos de diseños en los cuales se requiera dicho tipo de acabado, dando una sensación de exclusividad y dejando un amplio abanico de oportunidades creativas en interiorismo y arquitectura. Los distintos tipos de arcos son: de ojo de buy, de curva para adaptar a las correderas, de arco mediterráneo y de arco mediterráneo en punta.